Saltar al contenido
Guías de Maquinaria / Fabricación de hielo: ¿cómo se hace?

Fabricación de hielo: ¿cómo se hace?

Aunque quizás pase desapercibido, el hielo es un producto que está muy presente en nuestras vidas, ya que se usa en sectores tan dispares como el HORECA y el sanitario. Así pues, lo podemos encontrar en contextos muy corrientes del día a día, desde cuando vamos a tomar algo, pasando por el momento de ir a hacer la compra, hasta cuando estamos ingresados en un hospital. Por eso, cuando uno repara en esto, le puede entrar la duda de cómo se fabrica. Queremos ayudarte a matar el gusanillo de la curiosidad y esperamos conseguirlo con este post.  

¿Cómo se fabrican los cubitos de hielo?

Más allá del molde de plástico o silicona que todos tenemos en el congelador de casa, existen las máquinas de hielo industriales, pensadas para aquellos negocios que necesitan una gran producción de hielo.

Pero, ¿cómo funcionan? Podemos simplificar el funcionamiento de una máquina fabricadora de hielo con los siguientes pasos:

  • En primer lugar, coge agua de su fuente (ya sea un depósito propio o una entrada externa) y la dirige a las bandejas que tienen huecos con la forma que acabará teniendo el hielo.
  • Después, se sirve de un gas refrigerante para congelar el agua y formar el hielo.
  • Para finalizar, las bandejas se calientan mínimamente para permitir que el hielo se despegue de estas y, acto seguido, la máquina vierte el hielo producido a su zona de almacenaje. En este punto, hay que tener en cuenta dos aspectos:

          – Dejará de producir hielo si el tanque de almacenamiento está lleno.
          – En función del modelo, el tanque de almacenamiento será congelador o no. Es decir, si no lo es, no podrá mantener el frío del hielo y, por lo tanto, si no se traslada a un congelador, terminará por derretirse. 

cubitos de hielo

¿Cómo saber qué modelo de fabricador de hielo elegir?

A la hora de comprar uno, es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • El espacio del que se dispone. Los hay de distintos tamaños, desde modelos de medidas grandes hasta modelos más sencillos de sobremesa.
  • La producción de hielo que se prevé que se va a necesitar. Podemos encontrar fabricadores de hielo que tienen un rendimiento tan variado como desde 15 kg al día hasta de 400 kg al día.
  • La forma del hielo que se desea. Si buscamos un fabricador de hielo para el mostrador de una pescadería, seguramente nos interesará una máquina que produzca hielo troceado o en escamas. En cambio, si regentamos un bar, es probable que nos decantemos más por uno que lo haga en la clásica forma de dado. También hay máquinas que ofrecen opciones de formas más originales o menos habituales como hielo cónico, hielo con forma de diamante o cubitos huecos. 
  • Si se dispone de una fuente de agua o no. Hay modelos con un tanque de agua propio, de manera que no necesitan una conexión a una fuente de agua, y los hay que no disponen de este y tienen que estar conectados a una entrada de agua para poder funcionar correctamente.

Te dejamos el enlace para que puedas ver todos los modelos de fabricadores de hielo de los que disponemos en Pepebar