Saltar al contenido
Guías de Maquinaria / Tipos de hornos de cocina

Tipos de hornos de cocina

Sabemos que escoger el mejor horno para tu cocina, ya sea para casa como para un negocio de hostelería, puede presentarse como una decisión complicada, con mil factores a tener en cuenta. Por eso, queremos ayudarte intentando resolver todas tus dudas al respecto con este post sobre los tipos de hornos más habituales.

Tipos de hornos más comunes

Hornos encastrados

Un horno encastrable es el que está pensado para estar integrado en un mueble de la cocina. Si te conviene, puedes colocarlo debajo de los fogones o la placa de la cocina, como podríamos decir que se viene haciendo tradicionalmente. Sin embargo, son máquinas independientes, por lo que puedes colocarlo en algún otro lugar de la cocina como, por ejemplo, en columna con otro electrodoméstico como el microondas, lo que puede resultar muy útil, sobre todo porque lo puedes poner más alto que un horno convencional, de manera que tendrás un mejor acceso, ya sea para sacar tus platos o para limpiar el horno.

Las medidas más habituales de un horno encastrable son 60 cm de altura x 60 cm de ancho x 55 cm de profundidad. Eso sí, tienes que tener en cuenta que, si lo quieres poner en columna, generalmente, se usan máquinas más compactas, ya que tienen unos 45 cm de altura. En cuanto a la profundidad y el ancho, tienen medidas estándar que coinciden con las de un horno encastrable convencional. 

Hornos de sobremesa

Un minihorno, también conocido como horno de sobremesa, no es más que un horno pequeño. Es una alternativa económica y práctica si dispones de un espacio pequeño o no puedes costerarte un horno corriente. Consulta la variedad de hornos de sobremesa de la que disponemos en Pepebar.

Los hornos de sobremesa tienen muchas ventajas. Entre otras, que son más económicos, no necesitan instalación y conllevan un menor gasto de energía. Lo mejor de todo es que tienen las mismas prestaciones que un horno convencional, con la única diferencia de que tienen una capacidad menor. Además, son fáciles de trasladar.

Son ideales para segundas residencias, para familias de pocas personas o para cocinas con poco espacio. Incluso puede ser un buen complemento para tu cocina aunque ya tengas un horno convencional, porque, en ciertas ocasiones, puedes necesitar las funciones de un horno corriente sin querer consumir tanta energía (para hornear una porción de lasaña, etc.). 

También pueden resultar útiles en algunos negocios de hostelería que necesiten poder recurrir a un horno sin tener que usarlo de forma intensiva. Sería el caso, por ejemplo, de una cafetería en la que se sirven también porciones de pizza o cruasanes calientes rellenos de jamón y queso.

Por lo tanto, si te gusta cocinar y echas de menos un horno en tu cocina, pero no dispones de espacio para un horno convencional o, sencillamente, no lo quieres tener por el desembolso económico de la compra o por el gasto energético que su uso implica, los minihornos están hechos para ti.  

horno de sobremesa

Hornos de convección

Para explicar qué es un horno de convección, es oportuno definir primero cómo funciona un horno convencional. Este último tiene el inconveniente de que las salidas de aire caliente se encuentran en un punto concreto, de manera que los alimentos se cocinan más por las partes más cercanas a ese punto. Por el contrario, un horno de convección tiene un sistema de ventiladores en las paredes que impulsan el aire caliente y lo llevan a todos los rincones de la máquina, de manera que la temperatura es uniforme y consigue cocinar los alimentos de forma homogénea. Descubre la amplia gama de hornos de convección que tenemos en Pepebar.

A pesar de que, en ámbito doméstico, los hornos convencionales siguen siendo los más usados, los hornos de convección están ganando popularidad por los buenos resultados que dan, ya que se evita que los alimentos se quemen por fuera y queden crudos por dentro; se consigue que estos queden crujientes por el exterior y jugosos en su interior. Además, ofrecen otras ventajas como un menor tiempo de cocción y un gasto de energía inferior.  

Hornos a gas

Los tipos de hornos que hemos visto hasta ahora son, en su mayoría, eléctricos. Con todo, debes saber que también hay modelos de hornos que realizan la combustión con gas (habitualmente, gas natural o gas GLP). En Pepebar, también tenemos hornos a gas.

Con respecto a sus homólogos eléctricos, los hornos a gas tienen tanto ventajas como desventajas.

  • El gas es mucho más barato que la electricidad.
  • Cogen la temperatura deseada con más rapidez y hornean con menos tiempo
  • Consiguen un horneado húmedo, lo cual es ideal para ciertos alimentos como el pan o pastelería.
  • Son máquinas más caras.
  • Necesitan mantenimiento para evitar que se obstruyan los quemadores.
  • Requieren unos parámetros de instalación (salida de humos, etc.).
  • Su uso conlleva un cierto riesgo

horno hostelería

Hornos industriales

Cuando hablamos de hornos industriales, nos referimos a máquinas pensadas para uso intensivo, por lo que sus características suelen ser superiores a las de los hornos ideados para uso doméstico. Existen modelos con todo tipo de sistemas de cocción (por convección, por irradiación, etc.), de todas las medidas imaginables y tanto a gas como eléctricos, para poder cubrir las necesidades de cualquier negocio hostelero (ya sea una pequeña pastelería o una cadena de hoteles). Te mostramos todos los modelos de hornos industriales que tenemos en Pepebar para que puedas ver cuál se adapta mejor a tu negocio. 

 

¿Qué tipo de horno es más eficiente?

Los hornos más eficientes energéticamente son los que se clasifican como A+++.

¿Cuáles son los tipos de hornos?

Los tipos de hornos más habituales son los convencionales (que pueden ser encastrables), los de convección, los de sobremesa y los de gas. Además, podemos diferenciar los tipos de hornos en función de si son para uso doméstico o para uso industrial.

+ posts