Saltar al contenido
Sanidad, higiene y calidad en Hostelería / Freidora de aire industrial: cocinar sin aceite es más saludable

Freidora de aire industrial: cocinar sin aceite es más saludable

En Pepebar, tenemos un buen surtido de freidoras industriales de gran calidad para que puedas equipar tu cocina. Sin embargo, cabe reconocer que las freidoras sin aceite están empezando a ganar terreno, no solo en el uso doméstico, sino también en el ámbito industrial.

En este post, te contamos qué ventajas tienen, cómo funcionan y te introducimos algunas recetas para elaborar con freidora de aire industrial para que te hagas una idea de su utilidad y para que sepas cómo empezar a sacarle provecho para tu local de hostelería.

Freidoras de aire industriales, características principales

 

Ventajas de usar una freidora de aire industrial

Usar una freidora de aire industrial en tu cocina profesional tiene múltiples ventajas. Te enumeramos las más destacables:

  • Platos más saludables. Al no usar aceite en el cocinado del plato, se reduce considerablemente la presencia de calorías en este. Sin embargo, en Pepebar defendemos que todo (o casi todo) es bueno en su justa medida, la clave está en no abusar de algo: recuerda que el aceite de oliva virgen extra nos aporta grasas saludables al organismo. Eso sí, al cocinar con una freidora de aire industrial, te aseguras de que no hay acrilamida en los platos que sirves a tus clientes.
  • Platos con sabores más auténticos. El sabor de la fritura es inconfundible y —hay que reconocerlo— irresistible. Con todo, es cierto que el aceite frito enmascara gran parte de los sabores originales de los ingredientes. En cambio, al freír con aire, se consigue mantener e incluso resaltar los sabores propios de los alimentos que componen el plato y, al mismo tiempo, darles ese toque crujiente tan característico de los fritos. 
  • Ahorro de costes. Puedes ahorrarte toda la inversión que sueles hacer para adquirir aceite para freír. En este punto, nos gustaría hacerte saber que también existen las freidoras de agua, que combinan el uso de agua y aceite, por lo que, si el ahorro de aceite es lo que te preocupa o interesa, este tipo de freidoras también pueden ser una buena opción para tu restaurante. 
  • Más seguras. Con el uso de una freidora de aire industrial en lugar de una convencional, se evitan los riesgos de quemaduras y derrames de aceite caliente.
  • Sin humos y sin olores. Libras a tu equipo en cocina de la presencia de los humos y olores persistentes típicos de las freidoras industriales tradicionales.
  • Son rápidas. Con una freidora de aire industrial, se consigue una cocción muy rápida, por lo que puedes llegar a una mayor producción y un servicio en mesa más eficaz.
  • Son muy versátiles. Más allá de los usos que habitualmente se le da a una freidora industrial con aceite, con una freidora industrial de aire puedes cocinar muchas más cosas; no solo sirve para freír, sino que en esta también se pueden preparar platos tan diversos como postres o pizzas.
  • Opción más ecológica. Probablemente, ya sabes que el aceite es un ingrediente altamente contaminante para el agua y, con una freidora de aire industrial, reduces considerablemente en tu cocina profesional el uso de este ingrediente perjudicial para el medio ambiente. 

ración de patatas bravas

¿Cómo funcionan las freidoras de aire profesionales?

De entrada, queremos dejar claro que una freidora de aire industrial, por mucho que su nombre lo sugiera, en realidad, no fríe. No se puede freír sin aceite o grasa hirviendo. De hecho, quizás sería más correcto definirlas como hornos. Sin embargo, a este tipo de máquina se la ha bautizado como “freidora” porque, tal y como ya hemos comentado anteriormente, consigue la textura crujiente y el color dorado tan propios de los alimentos fritos.

Su funcionamiento consiste, básicamente, en una fuente de calor combinada con un potente ventilador. Gracias al ventilador, el aire se mueve con gran rapidez y se reparte por toda la cavidad y, al entrar en contacto con la superficie de los alimentos, estos se tornan crujientes y se doran. La cocción del alimento se produce desde el interior. 

Freidora de aire industrial vs un airfryer industrial

A pesar de que a alguien le puede parecer una obviedad, a veces, el uso de terminología distinta para un mismo concepto puede resultar confuso. Por eso, aunque puedes oír hablar tanto de las freidoras de aire industriales como de los airfryers industriales, queremos aclarar que las dos máquinas son exactamente lo mismo.

La única diferencia radica en que hay personas que mantienen el uso del nombre original, airfryer, que nació en el extranjero, mientras que otras han adoptado ya el término adaptado al idioma español, es decir, freidora de aire industrial

Recetas para una freidora de aire industrial

Tal y como hemos visto anteriormente en el post, una freidora de aire es una máquina que permite cocinar todo tipo de platos imaginables. Es tan solo cuestión de creatividad e imaginación pero, si aun así, no sabes por dónde empezar a usarla, te damos algunas ideas de recetas que puedes elaborar en tu freidora de aire industrial. Las recetas en sí, en general, no cambian por el hecho de usar una freidora industrial u otra máquina distinta; lo único diferente que hay que tener en cuenta y tener bajo control es el tiempo de cocción y la temperatura de la freidora de aire.

  • Patatas fritas. Te aconsejamos que, antes de ponerlas en tu freidora de aire industrial, las rocíes con un spray de aceite de oliva virgen extra o que las pintes con un pincel.
  • Tarta de queso en freidora de aire: Una alternativa si no disponemos de un horno
  • Bastoncillos crujientes de boniatos. Una alternativa a las patatas fritas, por si te apetece sorprender con un aperitivo o acompañamiento original pero sin pretensiones.
  • Croquetas. Atrévete a probar este clásico de nuestra gastronomía en su versión más novedosa, sin aceite. 
  • Churros. En apenas 6 minutos, puedes ofrecer a tus clientes unos deliciosos churros para desayunar sin llenar todo de aceite ni empezar el día con olor a frito en la ropa. 
  • Pasta. Una vez hayas cocido la pasta en agua, imprégnala de una mezcla de aceite de oliva virgen extra, especias y queso parmesano y dale un segundo cocinado en la freidora de aire industrial y conseguirás que quede sabrosa y crujiente. 
  • Alitas de pollo. El truco está en preparar un buen aliño.

 

 

 

 

+ posts