Saltar al contenido
Consejos hostelería / Consejos para motivar al personal de un restaurante

Consejos para motivar al personal de un restaurante

Si eres dueño de un restaurante, seguramente habrás notado que el sector HORECA está especialmente marcado por la rotación de personal. Es un problema que suele implicar un peor funcionamiento del servicio. A pesar de que puede haber otros factores que influyan en este suceso, uno de los más relevantes es la desmotivación de los trabajadores de la restauración. Por eso, queremos ayudarte a evitar que se dé esta situación en tu negocio con una serie de consejos.   

Cómo motivar al personal de tu restaurante, consejos útiles

Número de empleados

Trabajar en un restaurante ya implica, por sí mismo, cierto estrés, ya que el comensal espera un servicio rápido, de manera que se genera presión por mantener la calidad en los tempos deseados. Por lo tanto, es fundamental que cuentes con el número de empleados necesario. De lo contrario, habrá retrasos en el servicio y, además, los trabajadores se sentirán sobrepasados. A la hora de calcular el número de empleados, ten en cuenta los picos de demanda (fines de semana, festivos, etc.). 

Herramientas

Asegúrate de que tu personal dispone de los enseres necesarios para trabajar. La falta de estos, por básicos que puedan llegar a ser como un delantal, entorpece las tareas y el día a día en el restaurante puede acabar siendo fatigoso.

Aparte, plantéate si te conviene establecer el uso de un uniforme o de algún elemento con el logotipo de tu negocio. No solo porque la uniformidad consigue transmitir una mejor imagen, sino también porque contribuirá a que tus empleados sientan que forman parte de algo, de una familia. Consulta nuestro apartado de ropa de trabajo para descubrir qué opciones tienes. 

camarera motivada

Responsabilidades apropiadas

Comprueba que cada trabajador está asignado al puesto adecuado para él. Tiene que sentirse capaz de realizar las tareas que le corresponden. Si no, se verá superado, saturado. Asimismo, tampoco es bueno que tenga unas responsabilidades inferiores a sus capacidades, ya que no se sentirá valorado ni realizado.

Confianza

Muestra confianza en los empleados. Una vez establecidos unos objetivos claros, deja que sean tus trabajadores quienes encuentren la manera de llegar a ellos. La autonomía en los quehaceres provoca satisfacción

Reconocer el esfuerzo

Date cuenta de los esfuerzos invertidos por tu personal para sacar el servicio adelante, reconóceselo y agradéceselo. Se sentirá valorado y le servirá de estímulo para seguir trabajando con ganas. 

Plan de desarrollo y formación

Si tus empleados ven que tienen recorrido en tu restaurante, esto será, sin duda, un punto motivante para ellos. Sin embargo, es cierto que, en este negocio, no todos los trabajadores pueden tener la ocasión de escalar; es decir, no todos los camareros pueden llegar a jefe de sala, por ejemplo. Por eso, una buena solución sería invertir en formación para todo tu personal. Además de conseguir más profesionalidad en el servicio, los empleados se darán cuenta de que apuestas por ellos, verán que trabajar para ti es una oportunidad para crecer laboralmente y también se sentirán valorados. Debes saber que el Estado dispone de ayudas para que las empresas puedan ofrecer cursos de formación a sus trabajadores. 

Local agradable

Tener un local bonito, agradable y acogedor no solo favorece la afluencia de clientes, sino que también ayuda a que tu personal se sienta a gusto en el entorno de trabajo. Dedicarse a la restauración es muy sacrificado, ya que, normalmente, conlleva tener que trabajar en horarios muy poco compatibles con la vida familiar, lo que puede acabar por acarrear un desgaste emocional considerable. Por eso, te recomendamos que procures que el espacio de trabajo les resulte armonioso y placentero. Estos son algunos elementos que te pueden ayudar a acondicionar tu restaurante:

  • Luz natural
  • Plantas naturales
  • Cuadros
  • Colores claros

restaurante acogedor

Remuneración justa

Tal y como estamos viendo, hoy en día, el salario ya no es el único factor necesario para motivar al personal. No obstante, está claro que es un punto importante a tener presente. No se trata tanto de ofrecer un sueldo desorbitado, sino de ser justo y retribuir de acuerdo con las responsabilidades y las tareas realizadas.

Otro elemento a tener en cuenta es no dejar que los salarios se queden como algo estanco. Ponte como tarea habitual la revisión de estos, conforme a la subida del IPC, el aumento de labores, el cambio de responsabilidades, etc.   

Conciliación 

Promover la conciliación de la vida familiar y laboral en el sector HORECA no es fácil, ya que el servicio al cliente no es compatible con el teletrabajo o con la jornada intensiva. Con todo, se pueden buscar medidas que ayuden a esta conciliación. Una buena idea sería permitir que coman de los platos de tu restaurante. A ti no te supondrá un gran coste y, de este modo, les evitas tener que preocuparse de preparar el táper, lo que seguramente les permitirá disfrutar más de su tiempo libre.  

Team building

La rivalidad entre compañeros de trabajo no es una buena aliada para tu restaurante. Es cierto que, de entrada, puede ayudar a aumentar las ventas, pero, a la larga, solo traerá problemas. En cambio, está comprobado que el compañerismo y sentirse parte de un equipo motiva a las personas y les ayuda a trabajar mejor, al saberse respaldadas por un grupo.

Para que esto sea posible, tienes que promover este buen ambiente entre los empleados. Habitualmente, con este fin, se hacen actividades lúdicas fuera del horario laboral. No obstante, en el sector de la hostelería resulta complicado reunir a todo el personal, ya que seguramente eso implicaría parar la actividad del restaurante. Aun así, puedes buscar alternativas como, por ejemplo, tener algún detalle especial para celebrar el cumpleaños de cada trabajador.   

team building

Buen liderazgo

Para mantener alta la motivación del personal, la clave está en un buen liderazgo. Por eso, como líder del equipo, te aconsejamos que cumplas una serie de puntos que te ayudarán a ser un gran jefe.

  • Ser cercano.
  • Estar disponible.
  • Ser flexible.
  • Seguir de cerca las tareas de los empleados.
  • Decir a tus trabajadores qué esperas de ellos.
  • Compartir con ellos ideas para el negocio (pedirles opinión sobre la inclusión del algún plato en la carta, etc.).
  • Tratarlos siempre con respeto.
  • Ser transparente.
  • Predicar con el ejemplo aquello que exiges en ellos.
  • Reunirte con tu equipo cada cierto tiempo para que te puedan transmitir sus preocupaciones, sugerencias, etc. y procurar que sus peticiones no queden en vano, intentar cumplirlas.
  • Hacer examen diario (qué ha ido bien, qué no ha funcionado, cómo se podría mejorar, etc.).

Beneficios generales

Si consigues mantener alta la motivación de tus empleados, querrá decir que se ven comprometidos con el negocio, que sienten que forman parte de este, por lo que estarán predispuestos a realizar las tareas, a luchar para que el restaurante tenga éxito y, sin duda, esta buena actitud será percibida por el comensal, que se encontrará muy a gusto en tu local y estará mejor atendido. Ten en cuenta que, cuando no estás en el restaurante, tu equipo es la cara visible del negocio, de manera que tienen que representar bien los valores que quieres transmitir, algo imposible de conseguir si están desmotivados. 

 

+ posts