HomeGuías, Consejos y Tutoriales HosteleríaCómo limpiar acero inoxidable de forma fácil y eficaz
Cómo limpiar acero inoxidable de forma fácil y eficaz

Cómo limpiar acero inoxidable de forma fácil y eficaz

Limpiar acero inoxidable es muy sencillo pero es conveniente que se realice de forma correcta para mantenerlo en perfectas condiciones durante más tiempo. Por este mismo motivo, a continuación te voy a indicar más detalladamente de qué forma puedes limpiar acero inoxidable.

Este material está muy presente en cocinas ya que es muy resistente a la corrosión y oxidación. Además, también es muy resistente a las altas temperaturas. Su bajo coste, fácil mantenimiento, higiene y su estética tan elegante y sencilla convierten al acero inoxidable en un gran protagonista en el sector hostelero.

 

💡 TE PUEDE INTERESAR:

Hace un tiempo ya te detallamos trucos y consejos para saber cómo realizar una correcta limpieza de tu horno

 

Limpiar acero inoxidable rápida y eficazmente

Cómo limpiar acero inoxidable de forma fácil y eficaz

El acero inoxidable surge de la mezcla de hierro y cromo, materiales que consiguen una alta protección contra las agresiones externas. Pese a que el acero inoxidable es resistente a la corrosión y oxidación, no hay que olvidarse de llevar a cabo una limpieza y mantenimiento correctos. Así conseguirás mantener su brillo natural y evitarás que y la suciedad y el polvo se incrusten haciendo que el material acabe deteriorándose. Además, una de las pocas desventajas que tiene es que las huellas dactilares se suelen quedar marcadas. Por eso, te enseñaré también cómo puedes deshacerte de ellas de la forma más eficaz.

 

Mantenimiento diario básico

Limpiar acero inoxidable de una forma más continuada y sin mucho esfuerzo, a modo de mantenimiento, es muy sencillo, básico y casi obligatorio. Con el uso de agua caliente y jabón ya podrás eliminar la primera capa de suciedad que haya podido aparecer. Cuando hagas la limpieza diaria, ayúdate con una esponja o trapo. 

También te interesará  Cómo elegir un buen camarero

Es importante que en el momento en el que estés limpiando el acero inoxidable, lo hagas frotando o cepillando siguiendo la dirección de las vetas. Esto hará que la limpieza se realice de forma óptima y quede impecable. Por último, no te olvides de retirar los restos de agua tras la limpieza y dejar seca la superficie de lo que hayas limpiado. Así, evitarás que se queden marcas causadas por los minerales del agua.

 

Lo que debes evitar❗ Lo que debes evitar al limpiar acero inoxidable

➡ La utilización de estropajos que pueden rayar la capa superficial. 

Lejías o limpiadores en polvo potentes. Ambos productos estropearán y/o rallarán la superficie. Como consecuencia, esto hará que haya una mayor susceptibilidad a la suciedad y se estropee el brillo.

➡ Asegúrate de que los limpiadores o jabones que utilices no contienen cloruros para no dañar y empeorar el aspecto del acero inoxidable.

 

Limpiar acero inoxidable: manchas más difíciles y huellas

Limpiar acero inoxidable con manchas más complicadas

Sartenes y ollas quemadas

Imagina que se ha quemado la comida donde cocinabas con tu olla, sartén o cazuela de acero inoxidable. Cuando esto sucede, el fondo del menaje queda afectado y resulta “más complicado” de limpiar de forma óptima.

En este caso, te recomiendo que no frotes con un estropajo para retirarlo. Lo mejor que puedes hacer es llenar de agua caliente el menaje que hayas utilizado y echar unas gotas de jabón lava vajillas. Cuanto más tiempo lo dejes reposar, mejor. No obstante, con dejarlo durante unos 30 minutos ya bastará. Esto conseguirá que los restos de comida quemada se eliminen sin tener que frotar y frotar.

También te interesará  La mejor forma para afilar cuchillos: tipos de afiladores

 

Retirar la cal y manchas más complicadas

Manchas de cal en acero inoxidableTanto si hay una constante presencia de agua como si limpias a menudo, los restos de agua que queden puede crear la aparición de cal. En estos casos, bastaría con utilizar algún limpiador especial para la eliminación de ésta. No obstante, lee bien las especificaciones tanto de aquello que necesites limpiar como del producto de limpieza. Deberás hacer esto ya que si la superficie no es apta, la acabarás estropeando. A veces, dependiendo del tipo de superficie hay limpiadores que no son válidos.

Si no, un remedio más sencillo puede ser la utilización del bicarbonato de sodio. Esta sal, gracias a su componente mineral y natural, hace que limpie de la forma más efectiva. Para esto, realiza una mezcla de agua y bicarbonato.

Cuando obtengas una pasta espesa, aplícala en las manchas complicadas con la ayuda de una cuchara. Deja reposar la pasta durante unos 30 minutos. A continuación, retira la pasta y enjuaga y seca la superficieEste remedio también te será útil para otro tipo de manchas más complicadas.

Para las zonas más difíciles de limpiar, también hay solución. Con un simple cepillo de dientes puedes desincrustar la suciedad de zonas de difícil acceso. Por ejemplo grifos, cierres o huecos sin más. 

 

Marcas de huellas dactilares 

Cómo limpiar huellas dactilares en acero inoxidablePor otro lado, con la manipulación o utilización constante, es inevitable que nuestras huellas queden marcadas en la superficie. Hay algunos acabados que consiguen que no se quede el rastro de las huellas. Si ese no es tu caso, con que utilices un simple limpiador de cristales bastaría. 

También te interesará  Normativa comida preparada para llevar. Leyes, requisitos e higiene en locales de comida preparada

El producto lo puedes aplicar tanto directamente en la superficie como en un paño. Si lo haces aplicando el producto en un paño será más sencillo y eficaz. Cuando tengas el paño, realiza movimientos circulares en la superficie. Esto hará que sea más sencillo eliminar las huellas dactilares. Cuando las hayas eliminado, enjuaga y seca la superficie. 

 

Cómo mantener el brillo del acero inoxidable

Brillo del acero inoxidable

Igual que es muy importante limpiar acero inoxidable correctamente, también lo es mantenerlo con su brillo natural e ir protegiéndolo. Sobre todo si ves que con el tiempo empiezan a parecer rayadas o que el brillo se va apagando. 

Tienes distintas formas de realizar este paso, más caseras o más profesionales. Por ejemplo, puedes hacerte con algún tipo de cera especial para proteger el material. Si no, puedes utilizar aceite de oliva o incluso aceite de cuerpo para niños. Esta última opción la puedes realizar aplicando una pequeña cantidad sobre un trapo e ir restregándolo por toda la superficie en la dirección de las vetas. Cuando lo hayas hecho, deja el aceite durante unos 15 minutos para que hidrate y haga efecto. Seguidamente, retira el excedente y seca con la ayuda de papel de cocina.

Si sigues estos pasos después de haber realizado la limpieza de forma correcta, conseguirás que tus electrodomésticos, menaje y superficies luzcan como nuevos y se mantenga su bonita apariencia durante mucho más tiempo. 

 


Espero que este post te haya sido útil. Si te ha gustado, ¡compártelo con los demás!


 

 

Comunicadora audiovisual y blogger. Muy fan de todo lo relacionado con la gastronomía, fotografía y vídeo.

Más en limpieza, acero inoxidable
Guia basica sobre los lavavajillas industriales
Guía básica sobre los lavavajillas industriales

Cerrar