Portada » Hostelería » Hotelería, Hostelería y Turismo. Estas son las Diferencias

Hotelería, Hostelería y Turismo. Estas son las Diferencias

hosteleria hoteleria y turismo

El turismo es una de las actividades más importantes a nivel internacional. Estamos hablando de una actividad recreativa que se centra en viajar y en recorrer un país o cualquier lugar por ocio, por placer.

Existen diferentes tipos de turismos que se clasifican dependiendo del motivo por el que se hace el viaje (por ejemplo, si está relacionado a la actividad de la empresa, estaríamos hablando turismo de negocios y si es para conocer zonas fueras del entorno rural, podríamos estar refiriéndonos al turismo rural).

Otra de las formas de clasificar el tipo de turismo es teniendo en cuenta la compañía: así, hablaríamos de turismo familiar si hacemos el viaje con nuestra familia o de turismo científico si el viaje está motivado por el conocimiento científico, incluso si son científicos los que viajan.

El turismo es uno de los pilares de la economía de cualquier país, hasta el punto de que cualquier cambio podría suponer la bancarrota. Por ejemplo, si un determinado pueblo tiene algún percance con una de sus principales atracciones, esto podría suponer una importante pérdida de ingresos que haría que los habitantes lo tuvieran que abandonar para poder sobrevivir.

El turismo es muy importante para cualquier país, y se relaciona estrechamente con otros sectores, como es el caso de la hostelería y de la hotelería. Si, no lo hemos escrito mal: dos  términos completamente diferentes: uno tiene ?s? y el otro no.

Vamos a profundizar en este tema con más detalle, para que queden claras sus diferencias.

 

Diferencias entre hotelería, hostelería y turismo

 

¿Qué es la hostelería?

La hostelería es un sector que se puede incluir dentro de los más importantes para el turismo debido a que está muy relacionado con servicios que se ofrecen a turistas. Se especializa en ofrecer servicios alimentarios, aunque no solo a turistas, sino a cualquier persona que los pueda llegar a necesitar.

Esta labor de economía está disponible en todo momento, pero es un importante soporte para el turismo. Esto es debido a que la mayoría de los turistas que viajan a un determinado país necesitan de contar de servicios de alimentación y de alojamiento.

Imaginemos que estamos pensando en hacer un viaje a cualquier parte del mundo. En algún momento tendrás que consumir algo en algún establecimiento. No importa si se trata de una comida, de una cena, de simplemente tomarse algo en una terraza, o de disfrutar en un chiringuito.

El concepto de hostelería aplicado al ámbito del turismo se puede ampliar mucho más. Una definición mucho más específica podría ser la de un servicio que se ofrece a los turistas de un determinado local o establecimiento para que puedan consumir, descansar y probar la gastronomía local o cualquier otro tipo de gastronomía en la que se especialice el comercio hostelero.

Muchos de los comercios hosteleros ofrecen servicios que están más bien enfocados a los turistas. Esto es muy habitual en aquellos lugares donde solo hay movimiento cuando llega el verano. Hasta es posible que dichos comercios cierren en invierno.

Dependiendo del centro del que estemos hablando, es posible que ofrezcan también otros servicios, como podría ser WiFi gratuito, televisión, música y actuaciones en vivo, entre otros.

 

¿Cuáles son las características de la hostelería?

Podemos entender mucho mejor el concepto de hostelería si cometamos sus características en detalle. Aquí redactamos las que hemos considerado más importantes:

 

Heterogeneidad

El término heterogeneidad hace referencia a un grupo de elementos diferentes y que se pueden distinguir con facilidad.

Cuando hablamos de la hostelería es fácil distinguir una alta heterogeneidad, y es que en este sector podemos encontrar empresas pequeñas familiares, a franquicias, a grandes caderas de comercios hosteleros que utilizan fórmulas muy variadas de gestión, etc.

En el ecosistema que forma la hostelería podemos encontrar todo tipo de empresas que coexisten para buscar la manera de que el cliente consiga la mejor experiencia posible.

 

Estructura

La empresa familiar ha cobrado una gran importancia en la hostelería de los últimos años. Estamos hablando de empresas que tienen menos de 3 trabajadores, y muchas de ellas se dedican a la comida casera.

Estas empresas tienen que competir con grandes cadenas, con hoteles, así con empresas de restauración moderna.

Cada empresa relacionada con el mundo de la hostelería tiene su propia estructura que se habrá configurado en base a la demanda. Por ejemplo, si una empresa tiene una plantilla cuantiosa es porque estará recibiendo muchos clientes.

 

Importancia en la economía

La hostelería es uno de los sectores más valorados en la economía. Influye de manera muy positiva en la creación de empleo, así como en la economía en general.

Por desgracia, hemos podido ver las consecuencias desastrosas que tiene para el país el hecho de que la hostelería se pare. Esto ocurrió cuando la alerta sanitaria por COVID-19 llegó a nuestro país. Estando todos en confinamiento, un alto volumen de los empleados se quedaron en el paro o en ERTE, al mismo tiempo que las Bolsas de todo el mundo (no solo de España), se desplomaban.

 

¿Qué tipos de negocio existen en la hostelería?

Hay diferentes maneras de clasificar los tipos de negocio en la hostelería. Estas son las principales clasificaciones:

En base a su operación

Dependiendo de su operación, tenemos estos tipos de negocio en la hostelería:

  • Restaurantes: son aquellos establecimientos que están abiertos al público, en los que está estipulado un menú o carta. Los platos serán servidos por camareros o colocados de tal manera que los clientes se puedan servir por ellos mismos. La comida se sirve para consumirse en el establecimiento.
  • Cafeterías: por lo general, estamos hablando de aquellos establecimientos en los que no se sirven bebidas alcohólicas. Predomina el café, el té, además de servirse aperitivos, bocatas, tapas. Tan solo se podrá vender alcohol si estamos hablando de un bar-cafetería. Son lugares que están más bien pensados para tomar algo rápido por la mañana o a ciertas horas de la tarde.
  • Establecimientos de fast-food: son una de la clara estrella de la hostelería de los últimos años, y también un boom entre turistas y entre los que no lo son. Los podemos describir como pequeños locales de comida, bebida y otros productos de consumo en los que existen mesas para poder consumirlos. En la misma categoría podremos encontrar los Drive-Inn, que son lugares en donde se sirve comida para consumir en el coche (como los autocines).
  • Bares: los bares se especializan principalmente en las bebidas, pero también incluyen algo de comida como ración. Su gran diferencia con los restaurantes es que no incluyen menú de cartas o de comidas. Tan solo se permitirá vender comidas en el caso de que estemos hablando de un bar-restaurante.
  • Hoteles: aunque hablaremos con más detalle de la hotelería en el aparato correcto, lo cierto es que, teniendo en cuenta que en estos establecimientos también se maneja comida, se puede considerar que está dentro de la hostelería. Son empresas en las que se fija un precio a cambio de proporcionar una habitación al usuario. Dependiendo de cada hotel, es posible que se fijen otros servicios complementarios.
También te interesará  Ideas Halloween para bares y restaurantes

 

En base a su especialización

Aquí encontramos a restaurantes y a bares que se especializan en un determinado tipo de comida o producto:

  • Restaurantes especializados: dentro de esta categoría podríamos incluir los restaurantes vegetarianos o veganos, aquellos en los que se sirve pescado o mariscos, asadores de carnes y aves de casa, expertos en arroces, etc.
  • Bares especializados: nos referimos a los bares especializados dentro de la hostelería como a los bares de cócteles, vinotecas o cervecerías.

 

En base a la calidad

También es posible clasificar a los negocios de hostelería en base a la calidad de sus productos.

  • Si estamos hablando de un restaurante, la máxima calificación es la de 5 tenedores.
  • Si estamos hablando de un hotel, la máxima calificación será de 5 estrellas. Esta clasificación hace referencia a hoteles de lujo, pero esto lo veremos más en detalle más adelante.

 

¿Qué ventajas y desventajas de trabajar en la hostelería?

¿Estás pensando en trabajar en la hostelería? Estos son algunos de los pros y contras que deberías conocer:

 

Pros

  • Un sueldo que se complementa con propinas: uno de los grandes pros de la hostelería es que los camareros suelen recibir propinas. Lo más normal es que exista un bote de propinas en donde se vaya colocando el dinero y se reparta al final de la jornada, de la semana o del mes. Este bote de propinas suele ser solidario, lo que quiere decir que se reparte también con el resto de empleados que no están fuera, como es el caso de los cocineros.
  • Una interesante manera de estar en forma: ser camarero te obliga a estar moviéndote con agilidad de un lado a otro del restaurante. Al no tener un trabajo sedentario, tu cuerpo se mantendrá en forma. Y no solo a nivel físico, sino que también mantendrás una buena agilidad mental al tener que recordar las comandas y al estar atento de cualquier cambio que haya en el establecimiento.
  • Rotación: estos negocios funcionan por turnos. Si en algún momento necesitas librar un día en especial, siempre se lo podrás decir a un compañero y es posible que te haga el favor. Esto resulta mucho más complicado en otros trabajos.
  • No te llevas el trabajo a casa: A diferencia de lo que ocurre en otros sectores, cuando acabas la jornada en hostelería se acaba. No tendrás ni reuniones, ni llamadas de teléfono, ni tendrás que ponerte a escribir ningún informe.
  • Dinero extra: además, es frecuente que en el trabajo de camarero se cubran vacaciones y días festivos. Si estás pasando por un mal momento económico, y necesitas dinero con urgencia, trabajar en la hostelería puede ser tu salvación.

 

Contras

  • Tiempo de trabajo: la jornada laboral de los camareros es muy irregular y tendrás que trabajar los fines de semana (es cuando más demanda hay en la hostelería).
  • Sin beneficios adicionales: en otros trabajos, las empresas dan a sus empleados algunos beneficios adicionales, como puede ser días de enfermedad o seguros dentales. Es raro que en la hostelería te puedan conceder estos beneficios.
  • Estrés: tendrás que trabajar contra reloj para que no se acumulen las comandas. También te enfrentarás a clientes desagradables, a unas normas muy específicas (sobre todo, aquellas destinadas al cuidado de la salud) y estarás compitiendo en todo momento con la competencia.

Estas son algunas de las ventajas y desventajas de trabajar en la hostelería.

 

¿Cuántos días de vacaciones corresponden en un convenio de hostelería?

Tal y como establece en el convenio de la hostelería, los empleados podrán un mínimo de 30 días de vacaciones naturales ininterrumpidas al año. La empresa no puede modificar esta cantidad si no es para mejorar las condiciones (es decir, que un hostelero podría tener 35 días de vacaciones, pero nunca 28).

El convenio también establece que el empleado tendrá derecho a un día libre para dedicarlo a asuntos propios.

En relación a quien elige los días de vacaciones en hostelería, de la misma manera que ocurre en cualquier otro tipo de trabajo, estos se deben fijar llegando a un acuerdo entre el empresario y el trabajador. Ni el empresario puede imponer sus vacaciones, ni el trabajador puede elegirlas sin tener en cuenta la opinión de este primero.

Si no hay acuerdo, habrá que acudir a lo que establece el convenio colectivo.

 

¿Cuánto se cobra según el convenio de hostelería?

En el convenio de hostelería se establecen diferentes sueldos dependiendo de criterios como el lugar geográfico de España al que nos refiramos, el puesto que ocupe o el nivel al que pertenezca.

Por ejemplo, si estamos hablando de un jefe de cocina, de restaurante o responsable de servicio en Zaragoza, el convenio de hostelería establece que debería cobrar 1216,79?.

En cambio, jefe de restaurante en Asturias debería cobrar 1369,87?.

Si quieres saber cuánto puedes cobrar en un determinado puesto, es importante que te consigas el convenio colectivo de hostelería actualizado a la fecha de consulta. Solo así podrás trabajar con datos verídicos.

?¿Cuántas pagas extras hay en el convenio de hostelería?

Para conocer la cantidad pagas extras que hay en el convenio de hostelería tendremos que acudir a aquel que corresponde a la Comunidad Autónoma de la que estemos hablando.

Por ejemplo, en el caso de que estemos hablando del convenio colectivo de hostelería de Bizkaia, los empleados de la hostelería tienen derecho a recibir un total de 3 pagas extra que se abonarán en abril, julio y diciembre.

Estas tendrán que ser liquidadas sobre el Salario Garantizado + antigüedad.

 

 

¿Cuántas empresas de hostelería hay en España?

En los últimos 10 años hemos visto un descenso continuo del sector de la hostelería hasta llegar al año 2016. Sin embargo, a partir de ese momento sigue una tendencia alcista considerable.

En el año 2016, las empresas de hostelería en nuestro país aumentarían hasta llegar a casi las 200.000. En 2019 estaban alrededor de 252.000.

A día de hoy, según los datos que maneja la Confederación Empresarial de Hostelería de España (es la patronal que representa, a nivel estatal, a todo el conglomerado de empresas

que representan al sector), ya hay más de 300.000 empresas que se dedican al sector de la hostelería.

El impacto del COVID-19 ha supuesto un duro golpe para el sector, hasta el punto de que muchas empresas ya han tenido que cerrar. Existen algunos indicios que apuntan a que se recuperará y volverá con mucha fuerza.

 

¿Cuántos bares y restaurantes hay en España?

¿Sabías que España es uno de los países en dónde más cantidad de bares hay por persona? Se calcula que existe 1 bar por cada 175.

Los datos que se tienen de 2020 son los siguientes:

  • En España habría un total de 183.000 bares.
  • Habría unos 79.000 restaurantes.

La pandemia ha hecho que se reduzca notablemente el número de bares, pero habrá que esperar a que termine el 2021 para ver cuál ha sido la pérdida real. Desde la patronal se apresuran a indicar que será de un 15%.

 

¿Cuánto cuesta empezar un negocio de hostelería?

Muchos consideran que abrir un restaurante, bar o cualquier otro establecimiento hostelero es una inversión segura, sobre todo si hemos elegido un emplazamiento en donde pueda atraer al turismo.

Los datos apuntan a que el éxito de este negocio está supeditado a la ubicación del mismo (un 50% depende de esto), a la actividad que lleves a cabo (un 25% dependerá de este factor) y el 25% estará relacionado con la gestión.

Pero no es un camino de rosas: tendremos que hacer grandes sacrificios, además de invertir una determinada cantidad que será variable, dependiendo de algunos criterios.

También te interesará  ¿Cuáles son los diferentes tipos de Servicio a Mesa?

Por ejemplo, habrá que tener en cuenta si se va a trabajar en una nueva marca, o si se va a invertir en una franquicia. El canon de entrada de este tipo de negocio oscilará entre los 10.000-40.000? dependiendo de la marca de la que estemos hablando y de las condiciones que nos propongan.

Si nos decidimos por un local libre, también habrá que llevar a cabo una importante inversión económica para hacer una reforma. El coste aproximado de la reforma oscilará entre los 1000-1200? por metro cuadrado.

Estos son otros gastos aproximados de los que no nos tenemos que olvidar:

  • La inversión en cubertería suele oscilar entre 300?.
  • El equipamiento en mobiliario podría costar un mínimo de 1000?.
  • Un elemento clave en la hostelería es el famoso grifo de cerveza. Este elemento puede salir por otros 1000?.
  • Consideraremos también el n.º de clientes que podemos atender por servicio. Calcula que por cada uno vas a tener que hacer una inversión de unos 65? aproximadamente.

 

¿Qué es la hotelería?

Desde el principio de los tiempos, los seres humanos han tenido que hospedarse en algún lugar cuando han hecho algún viaje. Por ello, los servicios de alojamiento siempre han estado a la orden del día, aunque, por supuesto, estos han evolucionado mucho con el paso de los tiempos.

Podemos incluir a la hotelería como una parte del turismo en donde están cubiertos algunos servicios de alojamiento, principalmente orientados para turistas. En contra de lo que se piensa, dentro de la hotelería no se incluye únicamente a los hoteles, sino también otros establecimientos como las pensiones, así como hospedajes varios.

¿Sabías que la historia de la industria de la hotelería se remonta a los años 1000-500 a.C)? Y es que, en ese momento de la historia, los comerciantes viajaban entre diferentes lugares del mundo, con el objetivo de cerrar todo tipo de transacciones. Por ello, empezaron a surgir las posadas, que eran lugares en los que los viajeros podían alojarse a cambio de pagar una cantidad económica. Estaban acondicionadas para alojar también a los caballos de los viajeros.

Aquí también encontramos la primera vinculación de hostelería y hotelería, y es que en estos lugares también se ofrecían comidas.

Este sector experimenta un gran cambio a partir de la caída del Imperio Romano (entre los siglos X-XI). Serían los monasterios los que se apropiarían del sector.

Entre los siglos XII-XII, el comercio se vio impulsado por las cruzadas y fueron muchos los locales los que se convirtieron en centros de alojamiento.

Entre los siglos XV-XVIII cambia de nuevo el concepto de posadas. Ya no solo eran centros destinados a alojar a viajeros, sino que también se utilizaban como centros para actividades variadas: por ejemplo, para elegir a miembros del parlamento.

Pero el verdadero impulso del sector hotelero no llegaría hasta la Revolución Industrial. En ese periodo del tiempo nos encontramos que los viajes estaban reservados para la clase pudiente. Empiezan a extenderse establecimientos en donde comer y dormir.

Sería en Alemania en donde se constituye el primer hotel como tal, que tendría por nombre Badische Hof. Además de ofrecer servicios de comida y de hospedaje, también incluía otras modernidades que nunca se habían visto, como una biblioteca.

La llegada del ferrocarril también impulsa la hotelería. Empiezan a surgir los llamados hoteles término, que estarían apostado cerca de las estaciones para que los viajeros pudieran subirse al ferrocarril sin desplazarse mucha distancia.

Más adelante en el tiempo, en 1880, se inaugura el hotel Ritz y empiezan a extenderse la cadena hotelera.

Y así es como el concepto de hotel llega a nuestros tiempos, considerándose como un servicio completamente imprescindible en el mundo moderno.

 

¿Qué es una actividad de hotelería?

Una actividad de hotelería es aquel tipo de actividad que se asocia con aquellos establecimientos que han sido diseñados para alojar a personas a cambio de un determinado precio.

Dependiendo del tipo de hotel, podrían existir o no servicios complementarios.

 

¿Qué tipos de hoteles existen?

Existen muchas maneras de clasificar a los hoteles. En base al tipo de hotel, dependiendo de lo que se busque, de las características de los mismos, podremos encontrar las siguientes clasificaciones:

En base a su ubicación

  • Hoteles de ciudad: también conocidos como hoteles urbanos, son aquellos establecimientos que están apostados en la ciudad, o en ubicaciones en donde hay muchos negocios. Pueden ofrecer diferentes servicios, aunque prácticamente todos están enfocados al turismo. Algunos tienen servicios especiales para empresas o empleados, como pueden ser salas pensadas para reuniones. También pueden tener instalaciones para hacer deporte (como gimnasios), servicios de hostelería (restaurantes), entre otros valores añadidos.
  • Hoteles de aeropuertos: tal y como su nombre indica, estamos hablando de hoteles que están muy cerca de los aeropuertos. Se caracterizan por dar alojamiento a empleados que van a estar poco tiempo (por ejemplo, podríamos estar hablando de azafatas o pilotos). Suele ser más caros, aunque ofrecen descuentos a empleados de las aerolíneas.
  • Hoteles de playa: a diferencia de los anteriores, los hoteles de playa están pensados para turistas que necesitan hospedarse más de 2 días. Están muy cerca de todos los servicios y utilizan la playa como principal aliciente para atraer a sus clientes.
  • Hoteles de la naturaleza: son hoteles cuyo principal atractivo es que se encuentran situados en puntos de interés apostados en plena naturaleza. Por ejemplo, podríamos estar hablando de aquellos establecimientos hoteleros que están en unas inmediaciones de parques, reservas naturales o de diferentes pasajes. Una de las características que lo identifican es que los huéspedes que se hospedan en el mismo suelen pasar más de 4 días. Son los claros preferidos por aquellas personas que buscan relax, alejarse del estés acumulado en el día a día.

 

En base a su uso

  • Motel: un motel es una especie hotel que está lejos de las zonas urbanas. Su principal valor diferencial es la privacidad. Ofrecen un servicios más específicos a los clientes, como un acceso directo a la habitación, baño privado, entre otros. Están pensados más bien para cortas estancias, como pueden ser de 24-48 horas. Se determina el tiempo en base a la necesidad que se tenga.
  • Albergue: los albergues se consideran lugares de paso económicos que utilizan los turistas para una estancia de más de una semana. Para conseguir que el precio de los mismos sea más económico, lo más habitual es que se alquilen habitaciones de forma individual o camas en conjunto. Además, ciertos servicios serán compartidos, como es el caso de algunas salas o la cocina.
  • Posada: las posadas son un tipo de hotel que están ubicados en lugares fuera del núcleo urbano. Normalmente están apostadas en rutas en donde los turistas encuentran en donde alojarse y ciertos servicios de hostelería. Como curiosidad, las posadas se utilizaban en el pasado como puntos de encuentro o hasta como lugares para alimentar a animales.
  • Hoteles deportivos: no son tan comunes como los anteriores, pero también existen. Están enfocados en base a una actividad deportiva determinada, como podría ser el golf, la pesca, el submarinismo. Debido a ello, están apostados cerca de lugares en donde se llevan a cabo este tipo de deportes.
  • Hoteles rurales: son aquellas edificaciones que han sido rehabilitadas y se encuentran en lugares más tranquilos, lejos del bullicio de la ciudad.
  • Hoteles de boutique: finalmente, la hotelería de boutique está pensada para los clientes más exigentes. Son más pequeños que los hoteles convencionales y ofrecen servicios más selectos, además de estar más bien enfocados en una temática determinada. Dependiendo del hotel del que estemos hablando, lo más habitual es que cuente una cantidad de habitaciones que oscile entre 5 y 30.
  • Hoteles para adultos: tal y como indica el propio nombre, estos hoteles están reservados únicamente para adultos. Están pensados para aquellas personas que estén buscando un servicio más especial y unas comodidades diferentes.
También te interesará  Requisitos exigidos en las inspecciones sanitarias para Bares y Restaurantes

 

En base a su número de estrellas

Las estrellas suponen un sistema de clasificación que se utiliza para determinar la calidad del hotel. En la hotelería, para complejo debe cumplir con una serie de requisitos: dependiendo de los mismos, podrán recibir una cantidad mayor o menor de estrellas.

 

Hotel de 1 estrella

Es el hotel de categoría más baja. Para recibir la estrella deben cumplir con estas características:

  • Habitaciones individuales de 7m² como mínimo.
  • Habitaciones doble de 12 m² como mínimo.
  • El cuarto de baño será de 3,5 m² como mínimo.

Además, debe contar con servicio de calefacción y ascensor.

 

Hotel de 2 estrellas

  • Las habitaciones dobles serán de 14m² como mínimo.
  • Las habitaciones individuales tendrán un mínimo de 7m².
  • El cuarto de baño debe tener 3,5 m².

Además, también debe incluir calefacción, ascensor, teléfono en las habitaciones y caja de seguridad.

 

Hotel de 3 estrellas

  • El tamaño de la habitación doble será de 15 metros cuadrados como mínimo.
  • Las dimensiones de la habitación individual será de 8 metros cuadrados, al menos.
  • El cuarto de baño tendrá un tamaño de 4 metros cuadrados, al menos.

Además, para que estos negocios de hotelería alcancen las 3 estrellas, deben contar con calefacción, aparatos de a/a, teléfono en la habitación, ascensor, caja de seguridad y bar.

 

Hotel de 4 estrellas

Ya estamos hablando de un complejo hotelero de un interesante nivel, uno de los preferidos por parte del turismo.

  • Para que un hotel se considere de 4 estrellas es imperativo que la habitación doble sea de 16 m² como mínimo.
  • La habitación individual tendrá que medir 9 m² como mínimo.
  • La ducha debe tener un tamaño de 4,5 metros cuadrados al menos.

En cuanto a sus prestaciones, la habitación debe contar con aparatos de climatización, con caja fuerte, bar, teléfono y con ascensor.

 

Hotel de 5 estrellas

Es el tipo de hotel más lujoso que encontraremos en la hotelería. Estos son los requisitos que se piden para que un hotel sea considerado de 5 estrellas:

  • El tamaño de la habitación doble será de un mínimo de 17 metros cuadrados.
  • El tamaño de la habitación individual será de un mínimo de 10 metros cuadrados.
  • La ducha debe medir 5m² cuadrados como mínimo.
  • En el precio del hotel se debe incluir calefacción, aparato de aire acondicionado, calefacción, bar, ascensor y caja fuerte. También debe existir servicio de bar.

 

¿Tipos de servicios que ofrecen los hoteles?

Como ya hemos visto, la razón de ser de un hotel es servir de establecimiento para dar alojamiento temporal a los huéspedes.

El mundo de la hotelería ha evolucionado mucho, al mismo tiempo que lo han hecho las necesidades de las personas que se hospedan en estos hoteles. Así, podemos encontrar todo tipo de servicios que nos pueden ayudar a decidirnos entre un hotel u otro.

  • Los servicios más comunes suele ser el de limpieza de habitaciones o lavandería, de despertador, además de vender entradas para eventos que se vayan a celebrar en el lugar. También pueden llamar a un taxi por nosotros, para facilitarnos el desplazamiento.
  • En cualquier hotel podrás preguntar por información turística de la zona, incluso aunque no lo tengan anunciado como tal. No se va a negar a darte indicaciones para que puedas mejorar tu experiencia.
  • En cuanto a servicios adicionales, podríamos encontrar el consumo de aquellos alimentos y bebidas que podamos haber consumido del frigobar. En las habitaciones también podría haber cafeteras, teteras, así como diferentes máquinas. Cada hotel podría cobrar o no por el uso de dichos elementos.
  • Otros servicios adicionales a tener en cuenta son los servicios de masaje y spa, acceso a piscinas y saunas, peluquería, compras en tienda de regalo, acceso de salas de reuniones, servicio de parking, peluquería, etc.

¿Y qué ocurre con el WiFi? En el mundo en el que vivimos, sería casi impensable hospedarse en un hotel que no tenga WiFi. Lo más normal es que el propio completo hotelero haya incluido esta conexión en el precio de sus servicios, pero puede que se trate de un suplemento adicional.

 

Relación entre la hostelería, hotelería y turismo

En este apartado vamos a profundizar un poco más en la relación existente entre hostelería, hotelería y turismo.

Como ya hemos visto, la hotelería y hostelería comprenden restaurantes, hoteles, incluso hasta servicios de transporte y otros tantos relacionados con el mundo del ocio. Y es que, cuando viajamos, también necesitamos estos servicios.

  • Si hacemos un viaje a un nuevo país, contrataremos un servicio de la industria hotelera.
  • Si comemos en un restaurante local, contrataremos un servicio de la industria hostelera.
  • Pero si nos quedamos en un hotel y hacemos uso del servicio de comidas, estaremos contratando al mismo tiempo un servicio de hostelería y uno de hotelería.

Por ello, cuando nos convertimos en turistas, hacemos usos de todos estos servicios. El turismo tiene en cuenta aquellas acciones relacionadas con el lugar en el que nos quedamos a dormir, a comer, al destino al que viajamos y las diferentes actividades que llevemos a cabo.

 

¿Por qué está relación es tan importante?

Supongamos que hemos hecho un viaje de turismo a París para conocer la ciudad del amor. Si hemos tenido una buena experiencia, es muy probable que recomendemos este sitio a nuestros amigos y conocidos.

¿Pero qué es exactamente una buena experiencia? Además de haber tenido un buen vuelo, de haber visitado puntos de interés que realmente merecieran la pena, también recomendaremos o no ese hotel en el que nos hemos hospedado, o ese restaurante que tanto o tan poco nos ha gustado.

Si lo hemos pasado mal, nuestra experiencia no será positiva y es muy posible que nuestro círculo de amigos no quiera viajar a París.

Cuando participamos en el turismo, cuando nos convertimos en turistas, la industria de la hotelería y de la hostelería tienen por objetivo atraernos como clientes.

  • Cuantos más viajeros existan, más servicios venderán estos sectores.
  • Cuanto menos turismo exista, menos servicios venderán la hostelería y la hotelería.

Los propietarios de estos establecimientos harán lo imposible para que sus clientes puedan disfrutar de la experiencia.

 

La importancia de las valoraciones online en un negocio hostelero u hotelero

¿Sabías que 9 de cada 10 consumidores confían en las reseñas online a la hora de probar un nuevo restaurante u hotel? Las valoraciones online tienen tanta importancia a día de hoy que hasta se equiparan con las recomendaciones personales.

  • Una buena valoración puede atraer al turismo. Estas valoraciones pueden hablar positivamente de los platos, del servicio, de la ubicación, del trato recibido, así como de cualquier otro criterio.
  • Una mala valoración podría hundir el negocio. No sería la primera vez que una valoración sobre un servicio nefasto se acaba viralizando en las redes sociales. La empresa debe tener un departamento especializado en la gestión de crisis para saber cómo tratar estos problemas. Aunque el daño ya esté hecho, hay formas y formas de tratarlas para evitar que el impacto sea mayor.

El establecimiento hotelero u hostelero tiene diferentes recursos que le ayudarían a conseguir buenas valoraciones:

  • Podría animar a los clientes a dejar valoraciones a través de Google o redes sociales.
  • Podría ofrecer algún tipo de promoción, crear eventos exclusivos o algún club VIP para conseguir que el cliente valorase bien.
  • Sobre todo, debe gestionar todas las opiniones, tanto las positivas, como las negativas.

 

Esperamos que a lo largo de este denso artículo hayan quedado claras las diferencias que hay entre la hostelería, hotelería y turismo. Son 3 términos muy diferentes entre si, pero están tan estrechamente conectados que no son pocas las ocasiones en donde es complicado encontrar los límites.