Saltar al contenido
Bares, guías y trucos / Técnicas de venta para bares. Trucos infalibles

Técnicas de venta para bares. Trucos infalibles

Si tienes un bar y quieres vender lo máximo posible tendrás que ofrecer al cliente lo que necesita. Ofrecer al cliente lo que necesita no siempre es fácil, pero para eso estamos aquí. A lo largo del artículo te vamos a mostrar una serie de técnicas de ventas con las cuales conseguirás que tus clientes consuman más mientras son más felices en tu bar. Lo importante es conocer las técnicas, seguro que luego ponerlas en práctica te resultará muy sencillo. 

 

Técnicas de venta para bares

 

Coloca las cosas a la vista 

Una de las mejores opciones que tienes para vender más es mostrar al cliente de manera directa lo que le puedes ofrecer. Cuantas más cosas muestres, más interés despertarás en el consumidor y mayores serán las ventas. 

Por ejemplo, en la parte trasera del bar puedes hacer una estantería de todas las bebidas que ofreces. No solo podrás centrarte en las bebidas con alcohol, también en otras como refrescos. Lo importante es que el cliente tenga una exposición con la cual saber qué es lo que quiere. Recuerda, crear necesidad siempre es una buena opción a la hora de vender más en el bar. 

Crear una barra de pinchos o postres también es una buena idea. Así los clientes conocerán las tapas que pueden pedir y les dará más ganas de pedirlas. Si las tienes ocultas, esa necesidad puede que no se dé y en consecuencia perderás bastantes ventas en ese aspecto. Por supuesto, todo estará bien cubierto para mantener un buen nivel de higiene en la comida. Una vitrina expositora es la solución más efectiva.

 

telegram banner guias

 

Crea horarios adecuados para las diferentes ventas  

Durante toda la jornada de apertura del bar no vas a vender siempre lo mismo. Por ese motivo es importante crear horarios para vender en cada horario lo que los clientes demandan

Por ejemplo, por la mañana podrás servir desayunos. A medio día podrás añadir los cafés y cañas con pincho. Luego las tapas… Crear horarios para diferentes ventas te ayudará a vender mucho más. Dependiendo de la hora, tendrás que exponer diferentes cosas para que el cliente se sienta atraído a consumir. 

Por otra parte, si ves que un cliente lleva un tiempo con la bebida vacía, siempre puedes decirle que si quiere algo más para beber. En ocasiones por comodidad no se pide una nueva ronda y eso provoca una pérdida de la venta. Siempre hay que hacerlo con amabilidad y sin agobiar al cliente. Lo importante es que se sienta a gusto.  

 

 

Ofrece una atención personalizada a cada cliente  

A la gente le gusta acudir a los bares porque se sienten como en casa. Cuando comiences a conocer a tus clientes, ofréceles lo que siempre piden y dales la atención personalizada que buscan

En cierta manera, el bar es como un pequeño confesionario donde hablar y pasarlo bien. Si conoces a tus clientes, no dudarán en visitarte y eso te ayudará a conseguir más ventas.  

 

Ayuda a los clientes inseguros a decidirse 

No todos los clientes son iguales, algunos son muy indecisos. Es verdad que en ocasiones pueden ponerte de los nervios, pero deberás mantener la calma. En ese caso, lo mejor que puedes hacer es hacerle recomendaciones para que tomar una decisión les resulte más fácil. Y sobre todo, nunca intentes meter prisa al cliente, si se siente presionado puede irse y eso provocar la pérdida de la venta.  

 

Ofrece cosas que la competencia no ofrezca  

Si tu bar es nuevo, tendrás que conseguir ofrecer a tus clientes cosas que otros bares no ofrecen. Esas diferencias la puedes ofrecer a nivel gastronómico o de decoración. Por ejemplo, puedes dar a tu bar un toque decorativo diferente para que se pueda sentir a gusto. Elegir una buenas mesas, sillas o accesorios de mesa pueden ser una clave diferenciadora. Mira nuestro catálogo de mobiliario de hostelería.

 

Usa un lenguaje adecuado con el cliente  

Recuerda, una comunicación adecuada siempre ayudará a que el cliente se sienta a gusto y vuelva. Un cliente que vuelve o nos recomienda, es un cliente que va a aumentar las ventas del bar. En ocasiones tendrás que tener paciencia, pero un trato con educación siempre hará que tu cifra de clientes vaya en aumento.