Saltar al contenido
Gestión hostelera / Cómo Calcular El Precio De Un Menú

Cómo Calcular El Precio De Un Menú

Clave para el éxito de cualquier negocio de restauración, calcular el precio de un menú es un proceso fundamental que requiere tener en cuenta varios factores, como los costos de los ingredientes, los gastos operativos, el margen de beneficio deseado y la competencia en tu área. Hoy en pepebar, te damos una pequeña guía para calcular el precio de tu menú

 

Cómo Calcular El Precio De Un Menú

 

A continuación te mostramos una guía para calcular el precio de un menú paso a paso.

 

Calcular los costos de los ingredientes

Calcular los costos de los ingredientes es el primer paso en el proceso de fijación de precios de un menú. Para llevarlo a cabo manera efectiva sigue estos pasos:

  • Desglosa cada plato: esto incluye todos los ingredientes que se utilizan, desde los alimentos principales hasta las guarniciones, salsas, condimentos y otros elementos.
  • Cuantifica los ingredientes: determina las cantidades exactas de cada ingrediente que se necesita para preparar cada plato.
  • Calcula el costo de cada ingrediente: anota los precios de compra de cada ingrediente. Si compras ingredientes a granel, considera el costo total y luego divide por la cantidad que utilizas en un plato.
  • Incluye costos indirectos: gastos de almacenamiento, la pérdida de alimentos debido a desperdicio y la energía utilizada para preparar los platos.

 

Calcular los costos de la mano de obra

El cálculo de los costos de mano de obra es el segundo paso en la determinación de los precios del menú de tu restaurante. Esto es lo que debes hacer:

  • Identifica a los empleados que participan en la preparación y el servicio del menú: chefs, personal de cocina, personal de sala…
  • Registra las horas trabajadas por cada empleado: no solo las horas regulares, sino también las horas extras.
  • Determina los salarios o tarifas por hora de cada empleado: asegúrate de incluir todos los costos laborales.
  • Cálculo de los costos de mano de obra: multiplica las horas trabajadas por cada empleado por su tarifa horaria correspondiente. Si tienes empleados a tiempo parcial o temporales, asegúrate de incluirlos en el cálculo.
  • Calcula el costo total de mano de obra por plato: divide el costo total de mano de obra entre el número de platos que se pueden preparar en una hora de trabajo. Esto te dará el costo de mano de obra por plato.

 

Calcular los gastos operativos

Los gastos operativos son un componente esencial en el cálculo de los precios de un menú, ya que representan los costos necesarios para mantener operativo a tu restaurante. Para determinar los gastos operativos debes hacer lo siguiente:

  • Identifica los gastos operativos: alquiler o hipoteca del local, servicios públicos (electricidad, agua, gas), seguros del negocio, licencias, publicidad, costos administrativos mantenimiento y reparaciones, intereses de préstamos, impuestos…
  • Asigna los costos a los platos: decide cómo distribuirás los gastos operativos entre los platos del menú. Puedes hacerlo de diferentes maneras, como un porcentaje de los ingresos totales o asignando costos específicos a ciertos platos si es necesario.
  • Calcula el costo operativo por plato: divide los gastos operativos asignados a cada plato entre el número de platos que se espera vender.
  • Incorpora el costo operativo a la fijación de precios: esto garantiza que los precios reflejen adecuadamente los costos totales de operación.

 

Calcular el margen de beneficio

Decide cuál es el margen de beneficio que deseas obtener en cada plato o en el menú en su conjunto. Por lo general, los restaurantes apuntan a un margen de beneficio que oscila entre el 20% y el 40%, pero esto puede variar según diferentes factores:

  • Tipo de restaurante y ubicación: los restaurantes de alta gama a menudo tienen márgenes de beneficio más altos, mientras que los establecimientos de comida rápida o económica pueden tener márgenes más bajos. Además, la ubicación geográfica puede influir en los costos operativos y, por lo tanto, en el margen de beneficio.
  • Competencia local: si otros restaurantes similares ofrecen márgenes de beneficio específicos, debes estar al tanto de ello para ser competitivo. Sin embargo, no sacrifiques tu rentabilidad en exceso para igualar a la competencia.
  • Costos operativos: asegúrate de que el margen de beneficio sea lo suficientemente amplio como para cubrir todos tus costos operativos, incluidos ingredientes, mano de obra y gastos operativos.

 

Precio de venta sugerido

Suma todos los costos (ingredientes, mano de obra y gastos operativos) y luego calcula el precio de venta sugerido para cada plato. Puedes usar la siguiente fórmula:

  • Precio de venta = (Costos + Margen de beneficio deseado) / Número de platos vendidos.

Por ejemplo, si el costo de un plato es de 10 euros y deseas un margen de beneficio del 40% y esperas vender 100 platos al mes:

  • Precio de venta = (10 euros + 0,40 x 10 euros) / 100 = 14 euros por plato como precio de venta.

Calcular el precio de un menú en un restaurante es un proceso esencial que combina la consideración de costos de ingredientes, mano de obra, gastos operativos y márgenes de beneficio. Es un equilibrio delicado entre ofrecer un valor atractivo para los clientes y garantizar la rentabilidad del negocio. A medida que tu restaurante evolucione, es importante seguir revisando y ajustando los precios de tu menú para mantener la rentabilidad y la competitividad en el mercado.

Web | + posts

Bloggera gastronómica, Enamorada de todo lo relacionado con gastronomía, restauración y hostelería. Viajar es un gran placer y si va acompañado de buena comida y compañía aún mejor.

La autora es una apasionada bloggera gastronómica cuya devoción por la gastronomía, la restauración y la hostelería trasciende la mera afición. Su entusiasmo por la cocina se manifiesta en cada plato que explora y en cada receta que comparte. Con un paladar sofisticado y una sensibilidad única para los sabores, se sumerge en la diversidad culinaria con un deseo insaciable de descubrir nuevos sabores y técnicas. Su amor por los viajes no solo se limita a la exploración de destinos exóticos, sino que se extiende al deleite de las delicias locales que cada región tiene para ofrecer. Esta pasión por descubrir la esencia culinaria de cada lugar se ve realzada cuando se combina con la alegría de compartir momentos inolvidables alrededor de una mesa bien surtida. Con una pluma elocuente y envolvente, transporta a sus lectores a través de narraciones vívidas y descripciones sensoriales, invitándolos a experimentar el mundo de la comida de una manera completamente nueva y emocionante.